Test de moda

Moda y personalidad: ¿qué revelas con tu estilo?

A veces no resulta nada sencillo determinar qué tipo de persona somos y qué tipo de persona queremos ser. La moda tiene mucho que ver con estos aspectos más personales de nuestro corazón porque es el reflejo de esos sentimientos y pensamientos que llevamos dentro de nosotros mismos.

Quizá esa sea la razón más fuerte para ponernos a prueba con un test de moda. No hay manera más sencilla de conocer cuál es el estilo que más de adapta a nuestros gustos y actividades.

Y es que cada fashion victim tiene su propia personalidad. ¿Eres de las que repasan su look siete veces antes de poner un pie en la calle? ¿O eres de las que creen firmemente que el Street style no es sino otra vía comercial? ¿De las que creen que con unos pantalones palazzo se puede ir al fin del mundo? ¿De las que apuestan con todo a los bolsos?

Todos los elementos que conforman nuestro look acaban diciendo algo sobre nosotros. El tipo de zapatos que llevamos, los colores con los que nos vestimos, la ropa que nos ponemos… El conjunto de todos estos componentes da lugar a una identidad fácilmente identificable si sabemos dónde mirar. Por ejemplo, podemos encontrarnos a un fiel representante del estilo Boho al que le encante incluir el color rosa en su look. Mezclamos las sensaciones de sofisticación y relajación del Boho con el romanticismo y la vulnerabilidad del rosa.

Pero, ¿qué color somos nosotros y qué es lo que dice de nuestra personalidad?

Qué dicen los colores de tu personalidad

Los tonos con los que elegimos vestirnos cada día dicen mucho de nuestra forma de ser y de qué actitudes solemos hacer gala. ¿Tienes algún color favorito? ¿Qué tonos son los que más utilizas a la hora de vestirte? A continuación, vamos a ver qué es lo que reflejan los colores de nuestra personalidad.

 Colores que definen nuestra personalidad y el estilo. Test de moda y belleza.

Amarillo: Se trata de personas con un fuerte sentimiento creativo profundamente relacionado con la lógica y el raciocinio. Aquellos que se identifican con este color suele ser gente capaz de dominarse y controlar sus emociones y sentimientos.

Rojo: Hablamos de personas fuertes y muy optimistas. En ocasiones, de hecho, demasiado optimistas para el resto. Son, también, bastante impulsivas y competitivas, lo que en ocasiones les lleva a cometer ciertas faltas.

Naranja: El naranja es un color que se identifica con personas muy sociables, pero que tampoco cruzan los límites. Al ser un color complementario del rojo se denotan ciertos rasgos comunes, como la competitividad.

Morado: Es el color de la espiritualidad por lo que las personas a las que les gusta el morado suelen ser de esas que meditan con tranquilidad las cosas. Esto les hace ser seguros de sí mismos, aunque les afectan mucho lo que se dice sobre ellos.

Verde: Habitualmente son personas a las que les gusta ayudar a otros congéneres, son bastante positivas y mantienen la calma con facilidad. Además, les gusta especialmente que sus esfuerzos sean reconocidos por los demás.

Rosa: La soledad pesa mucho a los amantes del rosa y ello les hace un tanto vulnerables. Son inocentes y románticos, pura dulzura.

Azul: Son personalidades que necesitan encontrarse en paz consigo mismos y con el mundo que les rodea. Las personas que prefieren el color azul sobre otros son gente serena, segura y equilibrada a la que es difícil manipular.

Gris: El gris es un color que se asocia a personalidades tranquilas y conservadoras, quizá incluso algo distantes.

Marrón: Los tonos tierra también tienen a sus seguidores y suele ser personas que adoran los gustos y vida sencillos.

Moda, estilo y personalidad. Test de moda para conocer tus gustos y personalidad.

 

Test de moda y belleza

Ya que estamos con los test de moda y belleza, ¿a cuál estilo crees que te asocias más? ¿Crees que los conoces todos?

Emo: Son los descendientes de la conocida Familia Adams… Es broma. Porque los Adams siempre parecen cargados de optimismos y los emos se caracterizan por todo lo contrario, ser personas muy negativas y oscuras. Flequillos largos y oscuros tapan parte de su rostro. También su vestimenta es oscura y adornan sus looks con gruesas cadenas.

Street Style: Ha venido para quedarse largo tiempo dominando las nuevas tendencias. El Street Style es la moda que vemos cada día a pie de calle. Ese estilo urbano que es capaz de reinventarse y crear novedosas formas a precios muy asequibles.

Preppy: Este término se asocia al estilo de los uniformes de colegio, Cabellos recogidos con diademas, medias, camisetas con cuellos, blusas…

Hipster/Indie: Con el tiempo este estilo se ha ganado tantos fans como opositores. Incluso hay algunos que han llegado a detestarlo con fiereza. Representa a los niños bien que comenzaron a interesarse por el arte y cultura suburbanas, rechazando los cánones estéticos clásicos. Son los hippies del siglo XXI. Los chicos suelen distinguirse por sus enormes y abundantes barbas y las camisas de cuadros. Las chicas van subidas a las converse con pantalones súper slim.

Gótico: Todos conocemos la mayor de las peculiaridades del estilo gótico: Es el vestir de negro. Y esa es la auténtica normal y clave para lograr un perfecto look gótico. Aunque, por supuesto, estos estilismos tienen más trabajo. Las chicas suelen llevar faldas cortas y prendas muy ajustadas. A veces incluyen cadenas, tacos y esmalte negro o rojo oscuro en las uñas. Los chicos guardan bastante parecido en sus looks, aunque sin faldas, claro.

Casual: Hablamos de un estilo informal en el que no se siguen criterios sujetos a la elegancia o las normas protocolarias. Se puede ser muy casual y a la vez ser capaz de expresar toda nuestra personalidad.

Boho: Es un estilo muy imitado, pero nada sencillo de reproducir. Es un conjunto de piezas hippies, vintage, étnicas y bohemias bastante complicado.

Rocker: Son los fanáticos de las décadas de los 50 y los 60. El clásico motero que nunca pasa de moda y que está ahí para marcar el antes y el después de su llegada. La manera más sencilla de recrearlo es con unos vaqueros, unas botas y un camiseta o top negros.

Edgy: Es el heredero del viajo punk y dominan las tachuelas, el negro y la calaveras.

Surfer: A veces cuesta creer que personas que nunca se han montado en cualquier tipo de tabla (ya no decimos sólo de surf) sean exponentes de este estilo. Pero existen. Son aquellos de cabellos rubios, largos y sueltos que se ondean con la brisa playera, llevan pulseras de cabos, pantalones cortos y ellas, camisetas anudadas por la cintura. Colores fluor, gafas de sol y estampados de flores son los puntos más reconocibles.

Trendy: Son aquellos que se identifican con todo lo que esté de moda en ese momento.

Raver: Son esos que no dejan pasar un festival y van vestidos como si siempre estuvieran uno. Pantalones rotos, camisetas rasgadas, prendas anchas y cómodas…

Mantenerse al día con tantos looks tan diferentes parece complicado. Sin embargo, apostamos a que a partir de ahora sabrás a qué se refieren cuando nombren los nuevos looks y tendencias que llegan este año.

Y es que cuando comienza un nuevo año sabemos que nos tocará renovar armarios, zapateros y cosméticos para permanecer dentro de las líneas que marcan las nuevas tendencias. Afortunadamente, frecuentemente sobreviven algunos elementos del año anterior, con suerte serán justo aquellos de los que más hemos estado disfrutando.

Pero, por el momento, tenemos que hacernos a la idea de cuáles serán los estilos más copiados y qué nos deparará el mundo de la cosmética. Según los grandes de las pasarelas estos serán los looks de belleza que predominarán en 2017… Aunque seguramente jamás lo hubiéramos dicho.

Strobing: Digamos ciao al contouring porque llega una nueva técnica de maquillaje que pretende impulsar los puntos de luz del rostro de manera natural y sin sobrecargar la piel.

Barras de labios mate: Si ya el año pasado fueron la nota fuerte del maquillaje, vuelven este año para quedarse, con más firmeza si cabe.

No makeup: Esto viene a ser no maquillaje o, como máximo, maquillaje natural. Podemos empezar a salir con la cara lavada sin más y triunfaremos como nunca antes.

Corte de pelo lob: Sí, antes era bob, ahora es lob y quizá mañana sea tob. Son melenas por encima de los hombros y rectas, muy versátiles para jugar con recogidos, rizos y demás formas. Además, el color rubio, en todos sus matices, estará de moda durante el 2017. Es un tono idóneo para rejuvenecer los rasgos faciales y podemos encontrar formar para las más atrevidas y tonos suaves para las más clásicas.  

Máscaras y eyeliners de colores: Las décadas de los 80 y 90 vuelven con las máscaras y delineadores de colores. ¿Quién ya se ha atrevido con esta tendencia? Pese a que ya se pusieron de moda este verano pasado, las líneas indican que permanecerán en nuestros estuches al menos un año más.

Glitter: Parece increíble que estos pigmentos resplandecientes o purpurinas se vayan a instaurar durante el 2017. ¿Quién creyó que los brillos en la piel habían desaparecido para siempre?

¿Sorprendidos? ¿Alguna vez has pensado que las elecciones que hagas sobre el uso que le vas a dar a las nuevas tendencias reflejan aspectos sobre ti? Aunque no lo creas, en materia de moda, hay muchas cosas que cuentan pequeños secretos de ti.

Fashion test

Ponerle nombre o código identificativo a todos los elementos que nos rodean se ha convertido en un trabajo serio para la sociedad en la que vivimos. Queremos que haya un nombre que defina nuestro peinado, nuestro carácter, nuestros gustos, nuestro estilo…. Y si además, a ello le podemos incluir escalas para conocer en qué grado de perfección andamos, tanto mejor. Quizá por ello han nacido los fashion test. Un medio para conseguir un análisis de nuestra expresión con la moda y llegar a conocernos un poco mejor a nosotros mismos.

Test fashion y de personalidad.

¿Para qué sirven los resultados de los test?

Es tan cómodo responder, a menudo sólo hay que marcar una casilla, que directamente nos lanzamos a contestar las preguntas que nos plantean los test. Ahogados en el ansia que nos produce saber la respuesta: ¿Qué zapatos encajan en tu vida? ¿Qué colores son los que mejor te sientan? ¿Cuál es el largo de la falda que va contigo? Y así, infinitas cuestiones.

No obstante, ¿para qué sirven a las empresas estos test? Es decir, ¿para qué habrían de interesarse por los resultados? Lejos de teorías conspiranoicas, los resultados que se obtienen de estos te4st sirven para realizar predicciones acerca de las tendencias que se van a ir imponiendo en el futuro cercano, qué es lo que se va a comprar en mayor medida, cómo están cambiando los gustos… Pero como sabemos, los test no sólo guardan relación con el mundo de la moda, también encontramos multitud de cuestionarios referentes a otros aspectos sociales.

En cualquier caso, los test son un método efectivo y rápido para conseguir muestras poblacionales. Luego, esa información es vendida, analizada y utilizada por las empresas de marketing y publicidad. En el caso de la red esto tiene más utilidad para el consumidor de lo que en un primer momento hubiéramos podido imaginar. Y es que, gracias a la recopilación de esa información, el usuario verá aparecen publicidad de productos, artículos y servicios que realmente puedan revestir algún interés para él. Se limita así la publicidad por la publicidad, y se le da un nuevo sentido y valor de eficiencia y utilidad.